Paisaje de Chikuha Odake con su firma y sello.

Paisaje, sobre seda en la técnica y estilo de este pintor que con temática y composición plenamente japonesa supo expresarse en una forma moderna de gran fuerza gracias a su extraordinario dominio del impacto visual. Una obra muy interesante de considerable valor artístico.
Chikuha Odake vivió entre 1877 y 1936, esta obra está datada sobre la década de 1920 y corresponde a un periodo de madurez que se aprecia en la armonía de los trazos, así como en la sobriedad de las tonalidades que no por eso dejan de asombrar por su vistosidad y viveza.  Nótese que el tema, planteado en cuanto a expresión de forma totalmente novedosa, es el tradicional paisaje tan representado en los kakemonos japoneses. Excelente estado de conservación de todo el kakemono que conserva también su caja original marcada y sellada.  La montura parece también la original. Parece que nunca ha sido expuesta sino guardada en su caja de madera de magnolio. Corresponde la obra a una edición sin duda de pocas unidades ya que no hay constancia de otros ejemplares, los retoques, la firma y el sello son originales del autor.

Medidas totales del kakemono: 186x41,4cm. Medidas de la seda: 127x26,4cm.

Los kakemonos (掛け物絵) son pinturas tradicionales que se pueden enrollar o desplegar verticalmente para colgarlas y que en la cultura japonesa equivalen a nuestros cuadros, Se diferencian de los cuadros occidentales por estar normalmente realizadas sobre seda o papel, y en lugar de un bastidor con un marco se colocan pegados a una montura que les hace de soporte, compuesto sobre todo en los antiguos, de brocados o un conjunto de papel, casi siempre de textura textil o vegetal, sobre el que se adhiere un capa de tejido, llevando el conjunto una barrita superior para armar al colgarlo y otra más gruesa y cilíndrica inferior que le hace estirar por su peso y permite enrollar en la misma. Es de advertir que estas barras inferiores son generalmente de madera, cuando se indica hueso, marfil, cerámica, u otros materiales estos ocupan muchas veces solamente los extremos visibles. La parte de seda o papel en la que se representa el tema, generalmente con la típica simplicidad de líneas japonesa, suele ser en la habitual y tradicional técnica de impresión semejante a la xilografía (Woodblock printing) con tintas en los antiguos naturales retocada o rellenada a mano y en muchos casos firmada y sellada por el artista.
La ventaja de estas obras es que se enrollan pudiendo fácilmente lo mismo coleccionarlas que exponerlas. Es costumbre antigua en Japón el tener varias en cada casa que por su facilidad de quitar, enrollar y poner se rotaban periódicamente, lo que permitía ir disfrutando alternativamente de todos los que se poseyeran. Dadas las dimensiones de las monturas de esta piezas, sobre todo en altura, en occidente (y ahora también en Japón debido a los tamaños de los pisos modernos) suelen separarse de las mismas y enmarcarlas. Sin embargo dado su fácil almacenaje y el poco espacio que ocupan enrollados hay cada vez más un activo coleccionismo de estas bellas piezas.

 

Ref.: k144

Información:

info@spainswords.es

 

 

 

Página de inicio

Página de arte japonés - Kakemonos

Armas antiguas Japonesas - Katanas - Tantos

Le invito a ver mis otras Web